The Umbrella Academy: El apocalipsis puede ser divertido [Reseña con spoilers]

Advertisement
The Umbrella Academy, la serie adaptada del comic creador por Gerard Way y Gabriel Ba, es un pequeño aire fresco entre tanto catálogo de series con alto presupuesto pero sin contenido que suele darnos Netflix.
Por eso hay que cuidarla y quererla, porque no sabemos cuándo puede ser cancelada sin explicación alguna como le han sucedido a otras series increíbles como Daredevil, American Vandal o The Get Down que fueron injustamente abandonadas.
foto: Netflix 
 
De momento no hay que temer esto, ya que la serie es un éxito en audiencia, y es que es casi imposible de que no suceda esto, el equilibrio perfecto entre narrativa veloz, sin dejar de lado la facilidad con la que el espectador puede interpretar lo que sucede es su gran atractivo, sumado a las actuaciones increíble de todos sus personajes.
Mientras que en la primer temporada se centró mucho en profundizar la historia de cada personaje y darle un por qué a sus actitudes donde se puede sentir esa incómoda sensación de familia disfuncional, la segunda temporada va más a la acción y a darnos trama, giros y de nuevo, acción.
No por eso decimos que no se profundiza en los personajes, de hecho muestran nuevas facetas, virtudes y defectos (como 5 dudando de su mismo futuro, Alisson intentando llevar una nueva vida o Vanya superando lo sucedido en 2019) pero el enfoque está en mostrarnos esto de una forma que conecta con la trama, dejando la sensación de que ninguna escena estaba innecesariamente.
Si había alguna manera de presentarnos qué estábamos por ver, los primeros minutos de la temporada lo dejan todo en claro, y no podemos negar que fue un arranque brillante, que nos hizo sentir que debíamos ver hasta el final para saber cómo es que la Unión Soviética invadía Estados Unidos y los hermanos Hargreeves provocaban el apocalipsis (de nuevo).
foto: Netflix
El viaje a los 60′ se siente natural, las luchas por la igualdad tienen la crudeza necesaria para visibilizar lo que la sociedad tomaba como algo normal hace no tanto tiempo, la música es sencillamente maravillosa (acá pensamos que Gerard pone a su disposición sus años siendo músico para lograr el tono perfecto con el soundtrack) y los pequeños detalles como Klaus siendo líder de un culto, intentando salvar a su enamorado de Vietnam o Allison luchando junto a la comunidad por sus derechos son esos que lo hacen todo nada forzado.
The Umbrella Academy temporada 2 es aún mejor que su primer temporada, y aunque es más corta, se siente completa y nos deja con la sensación de que puede darnos algunas cuantas temporadas más de la familia que intenta tener lazos sanos mientras salvan al mundo de ellos mismos. O no. Mientras más difícil se vea, más divertido parece para nosotros.
Puntaje: 8.5