«Room On Fire», el punto de inflexión de The Strokes

foto: Anthony Pidgeon

Advertisement
Cuando uno viene con una carga tan pesada como el título de «Los salvadores del rock», uno puede nublarse ante la presión y la exigencia de mantener esas expectativas.
Mientras por inicios de la década 2000 los Backstreet Boys daban su último respiro de banda del momento, comenzaban a sonar «Obstacle 1» de Interpol o «Hate To Say I Told You So» de The Hives en las radios y en la televisión, tomando el poder el rock de garages, con guitarras punteadas y líneas de bajo constantes.
The Strokes en 2001 había lanzado «Is This It?» y la fuerza de su impacto, golpeaba directamente a su siguiente trabajo en planes, que comenzaba sus grabaciones en el Verano de Estados Unidos.
Al final la gira de «Is This It?» se vieron obligados a volver al productor del mismo, Gordon Raphael, ya que la idea de contar con el productor de Radiohead, Nigel Godrich, resultó poco fructífera. «Somos muy parecidos, ambos queremos el control de todo» declaró Nigel hablando de él y de Julian Casablancas.
Sin dudas hubiese sido interesante ver el rumbo que hubiese tomado Strokes con un productor que explora el lado oscuro de las bandas, quizás hasta hubiese sido una influencia directa a «Humbug».
Y aunque este proceso caótico desde un inicio parecía no tener un buen rumbo, el haber contado con su antiguo productor, seguramente puso un poco las cosas en su lugar nuevamente.
La experiencia de haber estado de show en show por 2 años seguidos, en el estudio se manifestó en forma de melodías más completas, mejoraron su técnica a la hora de tocar. Ahora eran una banda aún más sólida en su ejecución.
Canciones como «Reptilia» demostraban una técnica impensada en aquel entonces. Riff variados, bajos independientes, guitarras que se complementan en armonía y Julian cantando vagamente para luego explotar en gritos. Eran una banda distinta, sus canciones eran más dinámicas y versátiles.
«Under Control» muestra uno de los primeros fills dominantes en la batería de Moretti, en «12:51» incorporan una guitarra emulando a un sintetizador para llevar la canción a una especie rock de los 80.
El estigma de estar a la sombra de «Is This It?» siempre estará para algunas personas, pero en retrospectiva, todo indicaba que The Strokes no quería en lo absoluto sonar igual, quería explorar y explotar su potencial.
«Room On Fire» es un disco bisagra, el primer paso evolutivo de la banda, la cual aún no había trazado su horizonte, pero sabían que quedarse en una gloria pasada no lo era.